Entradas

Mostrando entradas de 2017

POR UN BESO

Por un beso tuyo daría diez cartas de amor sincero, nueve atardeceres bajo el sol, ocho rosas de rojo intenso, siete viajes al fin del mundo, seis momentos de compañía frente al dolor, cinco noches de placer, cuatro anillos de oro, tres fotos de felicidad, dos caricias y una eternidad.

Hermosa reflexión.

Imagen
Hermosa reflexión.
Juan trabajaba en una planta distribuidora de carne. Un día, terminando su horario de trabajo, fue a uno de los refrigeradores para inspeccionar algo; en ese momento se cerró la puerta, se bajó el seguro y quedó atrapado dentro. Aunque golpeó la puerta fuertemente y comenzó a gritar, nadie pudo escucharlo. La mayoría de los trabajadores habían partido a sus casas, y fuera del refrigerador era imposible escuchar lo que ocurría dentro. Cinco horas después, y al borde de la muerte, alguien abrió la puerta. Era el guardia de seguridad que entró y lo rescato. Juan preguntó a su salvador como se le ocurrió abrir esa puerta si no era parte de su rutina de trabajo, y él le explicó:
“Llevo trabajando en ésta empresa 35 años; cientos de trabajadores entran a la planta cada día, pero tú eres el único que me saluda en la mañana y se despide de mí en las tardes. El resto de los trabajadores me tratan como si fuera invisible. Hoy, como todos los días, me dijiste tu simple “Hola” a…

Soy...

Soy...
Como el campo virgen que suplicante espera
del sol sus suaves rayos, la eterna calidez,
así espera mi alma la luz de tu presencia
para llenar con versos tu nombre de mujer...

Y en la tortura inmensa de siempre esperarte
retorno amargamente a mi lejano ayer
¿por qué tardaste tanto en llegar con tus caricias?
recién comienza al verte mi vida a renacer

Con la locura inmensa de amarte ciegamente
camino por el mundo seguro de andar,
de aquellos desengaños, mentiras y dolores
hoy sólo veo tus ojos... Y Soy Feliz de Amar...